Notas

Valeria Schapira: “soy una gran admiradora del trabajo que hacen las Asociaciones Protectoras de Animales”

Estuvimos conversando con la escritora y periodista, Valeria Schapira, quien muy gentilmente nos concedió esta entrevista en la cual nos comentó su mirada acerca del maltrato animal, la adopción y su vínculo con su perro “Joy”, el gran amor de su vida.

– Desde siempre te gustaron los animales, ¿cómo empezaste a relacionarte con ellos?

Bueno, mirando fotos de la infancia me di cuenta de que siempre hubo perros en mi vida, mío o de algún familiar. La vida sin un perro se me hace muy difícil y, aunque en este momento no lo pueda tener por distintas cuestiones de trabajo y demás, siempre hay un perro al que ayudar, dar cobijo, acompañar, etc.

– ¿Cónocías Aprani? ¿Qué opinás del trabajo que realizan las asociaciones protectoras de animales?

– Había escuchado hablar de Aprani, soy una gran admiradora del trabajo que hacen las Asociaciones Protectoras de Animales, que se ocupan de muchas cosas que el estado no hace. La realidad es que necesitamos que cada vez haya mas gente solidaria, ya que día a día son más los animales desprotegidos que no tienen hogar, no tienen vacunación, alimento y tantas otras cosas.

– ¿Qué opinás del maltrato animal y qué normas creés que se deberían imponer al respecto?

Que es un horror, estamos trabajando con varias ONGs y con un grupo de personas del medio para que se incrementen las penas para que vayan presos aquellos que maltratan un animal, cosa que hoy no ocurre. Un maltratador de animales es un maltratador de personas. Siempre digo lo mismo “si no te importan los animales, por lo menos pensá en las personas”.

Y si te digo la palabra “perro”, ¿qué es lo primero que se te viene a la mente?

Lo primero que se me viene a la mente es la palabra “maestro”. Mi perro Joy fue mi mejor maestro, todos los días me acompaña como el angel de la guarda en el que se ha convertido y calculo que cada perro para su guía es lo mismo.

Sabemos que has vivido una larga historia con Joy, ¿Podrías contarnos un poco esa historia y ese amor que los unió desde el día en el que lo conociste?

Lo de joy y yo fue una historia de amor profunda, de hecho su Facebook hoy en día sigue abierto para todos aquellos que quieran difundir cualquier tipo de necesidades de refugios, proteccionistas, etc, que lo pueden buscar como @JOYSCHAPIRA. El llegó a mi vida con 45 días, empezó a renguear al poco tiempo. Lo que tenía era una terrible displasia, casi no caminaba y el vaticinio era que era muy difícil que pudiera hacerlo. No solo logró caminar, sino que me acompañó once felices e intensos años en los que estuvo a mi lado para todo y me enseñó de la resiliencia, de la lealtad y del amor incondicional. Además, transmitió ese amor a miles de personas que aún siguen sus aventuras. El está en todos lados. Más allá de que yo llore su ausencia física, su presencia sigue ayudandomé a mí y a todos los que están en el proteccionismo.

–   ¿Y qué opinás acerca de la adopción?

La adopción es un acto de amor infinito. A Joy, que era un perrito de raza, lo compré en un criadero y, a partir de todos los problemas que tuvo en los 11 años que vivió junto a mi, aprendí de las monstruisidades que son capaces de hacer los criaderos, que en su mayoría son fábricas de cachorros, así que soy pro adopción y pro difusión de la adopción, ¡absolutamente!  Mi decisión errónea de comprar se debió a que, en ese entonces, los perros se compraban, no había la conciencia que hay ahora, o por lo menos yo no la tenía. Creo que si esto no hubiera pasado yo no hubiera aprendido tanto. Por Joy yo me volví proteccionista.

Cabe agregar que Valeria escribió el libro Adiós, cómo afrontar la partida de nuestro mejores amigos, de Editorial Vergara, en el cual cuenta su vínculo con Joy, que sirve como reflexión para todos los amantes de nuestros amigos de cuatro patas. ¡Material de lectura súper recomendable!

Leave a Reply