Perros

CONSEJOS PARA CRIAR A TU CACHORRO

Sin duda alguna, uno de los momentos más maravillosos en la vida de una familia es la llegada de un cachorro, ese ser tan maravilloso y mágico que llena de alegría el corazón, tanto de grandes como de chicos. Pero, ¿sabemos realmente lo que él necesita y cómo criarlo? No es solo agua, comida y un par de vacunas, es mucho más que eso.

En la siguiente nota trataremos de darte información para que esta nueva relación llegue a buen puerto.

Si tu cachorro tiene de 1 a 3 meses, debés saber que el mismo se encuentra en la etapa más importante de su vida: está en el período de imprinting, que es el período sensible de socialización y habituación por excelencia de los perros. Esto quiere decir  que el cachorro debe ser expuesto a todos los estímulos con los que se encontrará en su vida cotidiana. Debe conocer los ruidos de la calle, la gente (bebes, niños, adultos, hombres, mujeres y ancianos), a sus congéneres y otras especies animales. Deberemos respetar y realizar lo antes posible el plan de vacunación y desparasitación, hasta el momento de completarlo, sacaremos el cachorro alzado “a upa” a todos los sitios potencialmente riesgosos. Si el cachorro, en proceso de vacunación, no sale a la calle antes de los tres meses, corre el riesgo de desarrollar fobias y ansiedades.

Deben ser las personas y no el cachorro quien tenga la iniciativa del comienzo y finalización de los contactos (juegos, caricias, etc.). No permitir, aunque parezca un juego, las mordidas a ninguna persona. Evitar los juegos competitivos y de pelea, estos se deben realizar siempre a través de un intermediario (pelotas, mordientes, sogas, etc.). El comportamiento de monta orientado hacia las personas debe ser inhibido. Las correcciones solo tienen sentido si son efectuadas inmediatamente después de haber ocurrido el hecho que las motivó, los perros no razonan, sino que asocian eventos contiguos en el tiempo, pasado un determinado lapso, el animal no asocia el hecho con la realización del mismo por parte de él.

El cachorro debe recibir el alimento en un lugar destinado para ello y en horarios determinados, no relacionados con los de la familia, retirando el recipiente luego de no más de media hora. El propietario no debe compartir su alimento con el cachorro en la mesa o en momentos de demanda por parte del mismo.

El uso de lugares de descanso de los propietarios (camas, sillones, etc.) solo podrá ser usado por el perro con la autorización de los mismos.

Es un error común permitirle al cachorro deambular por toda la casa sin supervisión adulta, ya que no está en pleno control de sus esfínteres (control que llega totalmente a los 5 meses aprox.). Se lo dejará restringido a una de las habitaciones y a medida que el cachorro adopte la conducta higiénica, se le empezará a expandir el territorio. Recuerde que los cachorros realizan sus deyecciones varias veces al día, sobre todo después de comer, tomar agua, dormir y jugar, es en estos momentos donde debemos estar atentos para llevarlo al lugar que se le ha designado para que realice sus necesidades y, una vez realizadas, premialo con algo apetitoso para él. No utilices el castigo en caso de eliminar en lugares incorrectos.

Es importante la adquisición de la autonomía, el cachorro debe aprender a quedarse solo, lo ideal es comenzar con tiempos cortos y luego alargarlos.

Es necesario enseñarle las órdenes básicas, sentado, acostado, caminar con correa, esperas y llamado de manera suave y con recompensas. Los métodos punitivos están contraindicados para el aprendizaje de estos condicionamientos elementales.

Los consejos que brindamos en esta nota son para que vos tengas más conocimientos de la crianza adecuada del nuevo miembro de la familia. No obstante, de cada una de las recomendaciones que damos se podría hablar extensamente y para cada cachorro hay particularidades a tener en cuenta.

La crianza de un cachorro es un proceso largo que necesita mucho amor, tiempo y paciencia. Los problemas de conducta se pueden prevenir en un 100 %, pero una vez instalados son difíciles de solucionar, asesorarte sobre la crianza de tu cachorro es la mejor inversión que podés hacer por tu perro y tu familia.

Mariel M Guy e Ignacio Ojeda Bonillo                                                                                                                            

Veterinarios y adiestradores caninos     

Facultad de Cs. veterinarias – UBA       

www.miadiestramiento.com.ar

miadiestramiento@gmail.com

Tel: 1550512877-1563513626  

Leave a Reply